Categoría: Anal

Filtros activos

Anal

Los juguetes para el sexo anal son un tipo de juguete que están especialmente diseñados para estimular la zona anal. Conoce otro tipo de placer sexual. Los juguetes anales están perfectamente pensados para que la estimulación en la zona anal pueda realizarse de forma fácil, suave y segura, consiguiendo estimular y sentir mas placer en esta zona.

¿Qué es el sexo anal?

El sexo anal se refiere a la inserción del pene o un dispositivo anal, en el ano de tu amante. Es una practica cada vez más aceptada dentro de los juegos de sexo de las parejas. algunas personas no pueden realizarlo o bien por principios o bien por problemas físicos, las almorranas, que no les permiten disfrutar de esta practica.

No hay que forzarlas, hay otras maneras de pasarlo bien con el sexo.

Para realizar las practicas sexuales en el ano has de usar un buen lubricante que te ayude en el momento de la inserción. El ano no lubrica solo como lo hace la vagina. 

No utilices ningún lubricante de contenido aceitoso, como la Vaselina, cremas o aceite para bebés. Estos lubricantes oleosos pueden debilitar el condón y hacer más factible su ruptura. Puedes obtener lubricantes seguros (a base de agua o silicona).

Escucha a tu cuerpo. Si el sexo anal (o cualquier tipo de sexo) te duele, detente. 

Practicando sexo anal no te puedes quedar embarazada, pero si puedes contagiarte de alguna enfermedad de transmisión sexual, por ello se ha de usar condones que sirvan para este tipo de relaciones sexuales, los condones finos no sirven. 

Limpia la zona con una pera anal, con agua caliente antes de insertar nada en el ano, arrastraras cualquier resto que estuviese en el recto.

Sin prisas juega con el a solas o en pareja, puedes ir entrenando esta zona intima hasta que consigas obtener placer, e incluso orgasmos.

¿Como comienzo?

Puedes comenzar con pequeños masajes anales con los dedos untados con lubricante para que deslicen mejor y pon también lubricante el zona del esfinter, cuando notes que te relajas comienza a insertar un dedo despacio, sintiendo todas esas nuevas sensaciones.

Repite este acto durante varias veces hasta que consigas relajar el esfinter para ser insertado, es cuando podrás introducir algún juguete anal, como las bolas Tailandesas o las bolas de acero, es preferible que comiences con juguetes de estimulación.

Ya notas placer en vez de molestias, es hora de pasar a mayores, con los plug podrás acostumbrar al ano y recto a inserciones de mayor tamaño, suelen ser de tres medidas pequeño, mediano y grande. Si entrenas con los dos primero es fácil que puedas pasar a insertar un dispositivo del tamaño de un pene o un pene.